Telmeds.org

Apendicits, ¿manejo clínico o quirúrgico?

Akira A. Rodríguez Komatsu

Estudiante de Medicina


Apendicitis, ¿manejo clínico o quirúrgico?
El apéndice vermiforme es un saco intestinal ciego, que contiene masa de tejido de linfoide. Este presenta una masa de tejido peritoneal que lo anexa al abdomen permitiéndole movilidad, llamada mesoapéndice. Por este recorre la vascularización dada por la arteria y la vena apendicular y la inervación por el plexo mesentérico superior [1,4].
Algo que siempre se escucha, es que el apéndice no tiene ninguna función ya que es como un vestigio de bolsa intestinal heredado de nuestros ancestros. Pero actualmente, según investigaciones del Centro Médico de la Universidad de Duke publicado en el 2009, el apéndice es un reservorio de bacterias importantes para el tracto gastrointestinal que permiten sus funciones normales, por lo tanto, su función principal es de tipo inmunológico [2].
Un problema común que muchas personas padecen, es el de apendicitis, el cual es la inflamación del apéndice. Este es un cuadro que ocurre a menudo en sociedades occidentales, dentro de un rango de edad de los diez a los diecinueve años, teniendo una razón hombre/mujer 1.4:1 [3, 4].
Los signos y síntomas más comunes de la apendicitis son: dolor de la pared abdominal, rigidez de la pared abdominal, mareos, vómitos, hiporexia, fiebre, diarrea, estreñimiento, distensión abdominal y leucocitosis (observado en el hemograma). Aunque, hay que constatar que no todos los signos y síntomas se observan. El síntoma más característico es el dolor, el cual empieza en el área periumbilical en las primeras 6 a 8 horas y luego se irradia a un punto localizado en el tercio externo de una línea imaginaria ubicada entre la espina ilíaca anterosuperior del ilion y el ombligo, conocido como punto de McBurney y si se presiona ese punto y se siente dolor, se conoce como signo de McBurney, sugestivo de apendicitis [1,4, 5, 6, 7].
¿Qué puede ocasionar una apendicitis? Lo más común que se ha observado es una hiperplasia de folículos linfoides, que al igual que las amígdalas faríngeas, al ocurrir una infección por un microbio, se inflaman, crecen y obstruyen la luz. Ocurre generalmente en edades tempranas de la vida, por ello debe la significancia del pico de edad. Otras causas de apendicitis registradas son fecalito (obstrucción del apéndice por masa fecal), cuerpos extraños y tumores (siendo la menos frecuente) [4, 5, 7].
La complicación más peligrosa y temida de una apendicitis es la perforación del apéndice, lo que puede ocasionar que las bacterias del tracto gastrointestinal se esparzan por el abdomen (peritonitis), pudiendo poner la vida en riesgo y es necesaria una cirugía de urgencia. Pero cuando abordamos al paciente con apendicitis, es necesario que apenas se diagnostique, ¿se ingrese al paciente al quirófano? No necesariamente [8, 9].
El primer paso a determinar, es si es una apendicitis perforada o no. Si no es perforada, la cual es los 2/3 de forma de presentación, se procede a reanimar al paciente y aplicarle antibióticos del espectro de bacterias que generalmente se encuentran en el tracto gastrointestinal, siendo los más comunes anaerobios y Gram -, utilizando la combinación de ampicilina con cefalotina. Si es perforada, se utiliza triple esquema siendo ampicilina, gentamicina, metronidazol/clindamicina y luego el paciente es llevado al cuarto de cirugía [9].
Otro esquema de tratamiento no quirúrgico, que consistió de piperacilina y ampicilina/clavulanato ha sido catalogado como bien tolerado y eficaz tanto en adultos como en niños, ya que su expectativa de éxito es del 70-80 % en un año [10].
En conclusión, no todo paciente al que se le diagnostique con apendicitis aguda debe ser llevado inmediatamente al quirófano, ya que se ha evidenciado que el manejo clínico de esta enfermedad ha tenido excelentes resultados, tanto en adultos como en niños.
Bibliografía
1. Moore K., Dailey A., Agur A. Anatomía con Orientación Clínica. 7ª ed. Lippincott Williams & Wilkins; 2013.
2. News Medical. Fecha de publicación: 21 de agosto de 2009. El Centro Médico de Duke University destaca la importancia del apéndice en cuerpo humano. http://www.news-medical.net/news/20090821/17/Spanish.aspx
3. University of Maryland. Medical Center. Green Street, Baltimore. Longstreth G., Zieve D. Fecha de actualización: 18 de julio de 2013. Apendicitis. http://www.umm.edu/health/medical/spanishency/articles/apendicitis
4. Kasper, Fauci, Hauser, Longo, Jameson, Loscalzo. Harrison, Principios de Medicina Interna. 19ª ed. Mc Graw Hill Education.
5. FALLAS GONZALEZ, Jorge. Apendicitis Aguda. Med. leg. Costa Rica [online]. 2012, vol.29, n.1 [cited 2017-04-23], pp. 83-90 . Available from: <http://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1409-00152012000100010&lng=en&nrm=iso>. ISSN 1409-0015.
6. MD.Saúde. Dr. Pedro Pinheiro. Fecha de actualización: 23 de marzo de 2017. 10 Síntomas de la Apendicitis. http://www.mdsaude.com/es/2015/10/sintomas-de-la-apendicitis.html
7. Web Consultas. Revisado por Saceda D. Fecha de actualización: 19 de agosto de 2016. Apendicitis. http://www.webconsultas.com/salud-al-dia/apendicitis/causas-de-la-apendicitis-8328
8. Mayo Clinic. Revisado por el equipo de trabajo de la Clínica Mayo. Fecha de actualización: 20 de agosto de 2014. Complications of Appendicitis. http://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/appendicitis/basics/complications/con-20023582
9. González J. Apendicitis Aguda. Medicina Legal de Costa Rica. Vol. 29 (1), Marzo 2012. ISSN 1409-0015.
10. Lopez J., Deans K., Minecci P. Non operative management of appendicitis in children. Revista Pediatrics. Marzo 2017.

Citar

Puede citar el presente documento utilizando el texto presentado a continuación en sus documentos. También puede descargar la referencia para almacenarla en su administrador de citaciones.

Akira A. Rodríguez Komatsu. Apendicits, ¿manejo clínico o quirúrgico?. Telmeds.org [publicada en línea]. 2017(05). [citado 13 de Dec de 2018]. Disponible en: http://www.telmeds.org/articulos/apendicits-manejo-clinico-o-quirurgico/


Compartir

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en delicious Compartir en Technorati Compartir en Google Buzz Enviar por email

Aun no hay comentarios, ¡puedes ser el primero en comentar esta entrada!

Escribe un comentario

Debes haber iniciado sesión para dejar un comentario.

Telmeds.org es un sitio web con información médica y científica que es diseñado y mantenido por estudiantes de la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá que pertenecen al Club de Informática Médica y Telemedicina. La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. Revise nuestros términos de uso del sitio web y nuestra política de privacidad. La imagen de la cabecera es propiedad de Graham Johnson. Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Compruébelo aquí. Puede contactarnos al correo cimte@telmeds.net o utilizando la página de contacto. Telmeds.org funciona gracias a WordPress, BuddyPress, BbPress y MedPress.

Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario This website is accredited by Health On the Net Foundation. Click to verify.